TIPS: Tratamiento paliativo de la cirrosis

La cirrosis hepática es una enfermedad grave del hígado que debe ser cuidadosamente manejada por los especialistas de aparato digestivo también llamados gastroenterólogos o hepatólogos.

Dos complicaciones importantes de la cirrosis son la hemorragia digestiva por varices en el esófago y la ascitis o liquido rellenando la cavidad abdominal.

Los radiólogos intervencionistas colaboran con los gastroenterólogos en el manejo de estos enfermos ayudando a tratar tanto la ascitis como las hemorragias por varices esofágicas.

Para ello realizan una intervención conocida como derivación portosistémica percutánea o popularmente TIPS (del inglés trans-jugular intrahepatic porto-systemic shunt).

La intervención consiste en conectar dos gruesas venas que existen dentro del hígado mediante un stetn que atraviesa el tejido hepático y une estas dos venas. Es un procedimiento complejo que se realiza por punción sin necesidad de operar.

En ocasiones el TIPS es la única solución para evitar sangrados o ascitis crónica.

Muchos pacientes necesitaran un TIPS como paso previo a un transplante hepático.